Aire Comprimido

Suministro, instalación e interconexión de equipos:

  • Compresores
  • Secadores frigoríficos
  • Secadores de adsorción
  • Filtros
  • Separadores de condensados
  • Acumuladores de aire
  • Purgadores
  • Separadores de aceite

Redes de distribución de aire comprimido realizadas en:

  • Acero al carbono
  • Acero galvanizado
  • Acero inoxidable
  • Aluminio

Estudios y proyectos: galería de proyectos

INSTALACIONES NEUMÁTICAS

En cuanto a las instalaciones neumáticas, como hemos dicho es fundamental realizar una valoración previa.

Es importante una planificación para que la maquinaria instalada cumpla realmente con los objetivos propuestos. Le ayudaremos a elegir el compresor que mejor se adapte a sus necesidades.

Como ya es sabido, el aire comprimido supone un factor de enorme relevancia para el funcionamiento de cierta maquinaria.

Se trata de una energía de gran valor por ser renovable, aunque los sistemas que proporcionan tal energía deben ser mantenidos adecuadamente, evitando malos usos.

Para ello, los especialistas en montajes neumáticos y de aire comprimido le informarán y proporcionarán asesoramiento sobre cada elemento.

Para que los montajes neumáticos se den en buenas condiciones, deberemos planificar las instalaciones teniendo presentes varios factores.

Uno de ellos será la presión del aire comprimido. Esta debe calcularse en función de las necesidades, de manera que tanto el compresor como la red funcionen sin problemas. Habitualmente, los montajes neumáticos para industrias ostentan presiones que varían entre los 6 y 7 bares.

También hay que tener en cuenta el caudal de la red. Asimismo habrá de estar implementado respecto a los requerimientos de aire.

En algunos casos es importante pensar en el futuro y no quedarse corto si el responsable de la empresa prevé crecimiento o nuevas necesidades.

Realizar una nueva instalación neumática resultaría costoso y totalmente prescindible, pues como hemos indicado, es en primera instancia cuando hay que planificar todos y cada uno de los detalles.

REDES DE AIRE COMPRIMIDO

Las redes de aire comprimido han de estar montadas teniendo en consideración otras circunstancias. Por ejemplo, habrá que estar muy atento a las pérdidas de presión.

Los componentes que conforman una red de aire comprimido, tales como válvulas, uniones, dispositivos para su mantenimiento… pueden propiciar la pérdida de presión, por lo que deberán controlarse exhaustivamente estos puntos débiles.

Uno de los trabajos de los especialistas en instalaciones neumáticas y aire comprimido, es adelantarse a los acontecimientos y evitar pérdidas de presión que pueden resultar muy perjudiciales para la empresa que se sirve de los sistemas neumáticos.

La sobrepresión puede suponer un grave problema que debe evitarse antes de la instalación neumática.

Otro factor a tener presente es la velocidad a la que circula el aire. Ésta debe ser bien controlada, ya que un aumento o irregularidad de velocidad propicia pérdidas de presión.

La velocidad no debería superar ciertos límites, límites que varían en función de la sección del sistema. Generalmente, la velocidad deberá mantenerse en torno a los 6 m/s, siendo el límite de 10 m/s en ciertos puntos del sistema.

Aparte de los factores anteriormente expuestos, en las redes de aire comprimido habrá que personalizar al máximo las instalaciones y su planificación, pues dependiendo de los objetivos se necesitará un aire comprimido más o menos seco, exento de partículas y por supuesto de calidad.

ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA DE AIRE COMPRIMIDO

También llamado CAES, el almacenamiento de energía de aire comprimido es una de las formas de optimizar los recursos energéticos.

La energía se almacena para ser utilizada en un momento dado, dependiendo de las necesidades.

El calor es un factor clave en cuanto al almacenamiento.

Un sistema CAES debe tener los dispositivos adecuados para optimizar el calor y no perderlo en el proceso. Dicho almacenamiento de aire puede ser de tres tipos: diabático, adiabático o isotérmico.

-Almacenamiento diabático. Se trata de un sistema mediante el que se controla el calor de la compresión a través de dispositivos intercambiadores. El calor será disipado a la atmósfera. Después de la retirada, el aire comprimido se ajusta a una temperatura que nos hará conocer el volumen de energía almacenada que permanece en el aire. El calentamiento puede ser llevado a cabo con quemadores a gas.

-Almacenamiento adiabático. Es un tipo de almacenamiento de energía de aire comprimido en el cual el calor es dado por la compresión es mantenido y devuelto a la atmósfera. Se trata de un CAES en estudio, aunque en condiciones idóneas, la eficiencia de almacenamiento adiabático sería del 100%.

-Almacenamiento isotérmico. Esta clase de almacenaje de aire comprimido se trata de una optimización para adecuar la temperatura de trabajo a la temperatura ambiente, una temperatura constante. Es un sistema idóneo para pequeñas demandas de energía, un sistema que prescinde de intercambiadores y otros dispositivos de que se sirven otros modelos para CAES.

Las instalaciones neumáticas y de aire comprimido son demasiado importantes como para que puedan ser manejadas por cualquiera. Contacte con expertos cualificados en un ámbito fundamental para optimizar los recursos y el trabajo en empresas o industrias.

Tusocal Instalaciones Industriales

Empresa dedicada desde 1985 al montaje industrial de instalaciones mecánicas para distribución de fluidos. Nuestra principal actividad desarrolla la ejecución de instalaciones de Sistemas de Protección Contra Incendios, Aire Comprimido, Refrigeración Industrial, Climatización industrial, A.C.S., Gas, P.P.L, y todo tipo de equipos y conducciones... + sobre nosotros


Contacto
976 149 691

Polígono Centrovía, Calle Bogotá, 103

50198 La Muela (Zaragoza)