¿Qué es la biomasa y cuál es su función?

¿Qué es la biomasa y cuál es su función?

La biomasa es toda aquella materia orgánica que surge de la naturaleza, a partir de las plantas y los animales, y que puede ser utilizada como una fuente energética. Algunos tipos de materia orgánica que se pueden utilizar para generar energía son: leña, hojas y ramas, cáscaras de frutos secos, serrín y un largo etcétera.

Los recursos biomásicos abarcan un amplio abanico de elementos, que pueden agruparse en dos tipos: agrícolas y forestales. Incluso las aguas residuales y los lodos de depuradora entre otros residuos orgánicos generados por las industrias pueden reutilizarse para convertirlos en energía.

El éxito de su uso en la industria se debe a que es una fuente de energía renovable y muy económica, que ofrece muchas más ventajas que el uso de los combustibles fósiles.

Tipos de biomasa

Los recursos biomásicos pueden clasificarse en diversos tipos según su procedencia o según la cantidad de agua que posean:

Tipos de biomasa según su procedencia

  • Natural: La biomasa natural aparece en los bosques, cultivos y la naturaleza en general. Es el caso de las explotaciones forestales, en las cuales se generan residuos biomásicos como ramas u hojas pequeñas que no sirven para fabricar muebles o papel, pero pueden ser empleados para generar energía.
  • Residual: La biomasa residual proviene de diversos deshechos orgánicos como son los restos de paja, estiércol, residuos de la industria ganadera, lodos, basura, etc.

Según la cantidad de agua:

  • Biomasa seca: La biomasa seca no contiene apenas agua. Los materiales orgánicos que se engloban dentro de este grupo son la leña, residuos forestales, restos de la industria de la madera y el mueble, etc.
  • Biomasa húmeda: La biomasa húmeda contiene un alto nivel de agua. En este grupo se encuentran los residuos de la fabricación de aceites, lodos de depuradora, purines, etc.

¿Cómo transformar la biomasa en energía?

La biomasa puede tranformarse en energía de forma directa o indirecta. El procedimiento directo más sencillo para realizar esta transformación es mediante combustión, utilizado comúnmente en las calderas y estufas. Por otro lado, los procesos indirectos se encargan de transformar la biomasa en otros elementos para poder reutilizarlos más tardes como combustibles.

Ventajas del empleo de la biomasa en la industria

Las ventajas del empleo de la biomasa son múltiples. Los materiales orgánicos utilizados para generar energia de biomasa son inagotables y no contaminan al medio ambiente ni contribuyen a la destrucción de la capa de ozono, uno de los factores principales por los que se produce el cambio climático.

Su utilización hace que no se tenga que depender de los combustibles fósiles, una fuente de energía no renovable. Estos combustibles proceden de la biomasa generada hace millones de años, pero aun proviniendo de un origen natural, se encuentran en cantidades limitadas y después de agotarse no pueden volver a generarse. Además, los combustibles como el petróleo o el carbón son altamente contaminantes, a diferencia de otros recursos biomásicos como los pellets.

La utilización de la biomasa también fomenta el reciclaje, ya que los deshechos orgánicos procedentes de la industria son reutilizados para generar energía.

Una de las grandes ventajas, además de por ser una fuente de energía sostenible, por la que cada vez más empresas se decantan por el uso de esta energía es porque su precio es muy reducido. Al ser una fuente de energía ilimitada, su precio es mucho más inferior al de los combustibles fósiles.

Aplicaciones de la biomasa en la industria

Como ya hemos visto, con el uso y combustión de la biomasa podemos generar diversos tipos de energía procedentes de fuentes renovables, como las energías térmica o eléctrica, a través de la cual podremos obtener agua caliente, electricidad y calefacción.

Las calderas de biomasa son una de las maquinarias más demandadas por la industria para la climatización de sus instalaciones. Estas calderas generan energía calorífica por combustión de los recursos biomásicos. El modelo más popularizado son las calderas de pellets de madera. Los pellets son cilindros de madera de tamaño muy reducido elaborados a partir de serrín seco. Estas calderas son seguras y económicas, ya que la materia prima empleada para la combustión de la caldera es mucho más barata que otras fuentes de energía no renovables como el petróleo. Las calderas de pellets pueden alcanzar un ahorro económico de hasta el 75% en comparación con las calderas convencionales, utilizando las mismas funcionalidades.

Otra de las aplicaciones de esta fuente de energía renovable se basa en la obtención de biogás y biocombustibles como el biodiesel, sustituto del gasóleo que procede de aceites vegetales y grasas animales. Este combustible es mucho menos contaminante, económico y seguro que el gasóleo. Por todas estas ventajas, su uso como carburante para vehículos se ha popularizado entre el público.

Si tu empresa está comprometida con el medio ambiente y el uso de las energías renovables, en Tusocal Instalaciones Industriales podemos asesorarte sobre las diversas maquinarias que funcionan con el uso de la biomasa, como las calderas o estufas, entre otras instalaciones. No dudes en contactar con nosotros y solicitar más información sobre nuestros servicios.


Los comentarios están cerrados