En Instalaciones Tusocal aportamos nuestros servicios a todo tipo de empresas del sector industrial. Entre ellas se encuentran la industria alimentaria, donde se ve necesario mantener unos controles de seguridad en sus instalaciones para preservar la seguridad de los alimentos.

Las materias primas utilizadas en esta industria se componen de productos de origen vegetal, animal y/o fúngico. La proliferación de las empresas dedicadas a la preparación y manipulación de alimentos para su consumo, hace necesario que se establezca una regulación sobre sus instalaciones para garantizar que estas cumplen con los estándares de higiene necesarios para que el producto final sea apto para el consumo humano. Estas industrias, a su vez, se dividen según el tipo de materia prima con la que trabajen: industrias cárnicas, industrias pesqueras, sector agropecuario, industria láctea, industria de la panificacion, etc.

Los procesos de la cadena alimentaria donde debe preservarse la salubridad de la materia prima en las instalaciones industriales son:

  • Transporte de alimentos
  • Recepción de alimentos
  • Almacenamiento de alimentos
  • Procesamiento de alimentos
  • Conservación de alimentos


La seguridad en la industria alimentaria

La legislación europea establece en la Directiva 98/37/EC y el Reglamento 852/2004/CE algunos de los principios que rigen las estructuras de las instalaciones alimentarias. Sin embargo, esta legislación no establece requisitos específicos; para ello se han creado diversas agencias que difunden algunas de las medidas a tomar para diseñar una instalación higiénica y salubre. Algunas de las agencias con mayor reconocimiento internacional son: European Hygienic Engineering and Design Group (EHEDG), A-3 Sanitary Standards Inc. (A-3 SSI) y National Sanitation Foundation International (NSF). Algunos de los principios que la normativa contempla como de obligado cumplimiento son los siguientes:

  • Facilidad de limpieza: Las instalaciones deben tener un mantenimiento sencillo y que permita limpiarlas en profundidad. En los protocolos de limpieza establecidos se usan diversos productos para poder desinfectar en profundidad la superficie. Por ello, las instalaciones alimentarias deben ser adecuadas para soportar estos tratamientos de limpieza, sin poner en peligro la materia prima.
  • Superficies resistentes y seguras: Como ya hemos dicho, las superficies deben ser lo suficientemente resistentes para soportar cualquier vertido sobre ellas en el proceso de limpieza, pero también para soportar cambios de temperatura cuando entren en contacto con los alimentos o con diversos componentes de estos. En cuanto al diseño de las superficies, lo ideal es que sean lisas, y sin ningún tipo de rugosidad o fisura, ya que así evitamos que queden restos de producto que puedan provocar la proliferación de bacterias.
  • Accesibilidad: Las instalaciones alimentarias deben estar compuestas por estructuras y maquinarias fáciles de limpiar y de desmontar si fuera necesario.
  • Drenaje: En el diseño de las instalaciones se debe tener en cuenta el utilizar superficies que dispongan de una ligera pendiente para facilitar el drenaje de cualquier resto líquido que se haya generado durante la cadena alimentaria. También deben existir desagües que recojan estos deshechos.
  • Estanqueidad: Es la propiedad por la cual los materiales disponen de la capacidad de repeler partículas externas para que no penetren en su interior: agua, aire, polvo, etc. Por eso, se dice que las instalaciones alimentarias deben estar formadas por superficies con una adecuada estanqueidad que impidan que penetre cualquier elemento en su interior, provocando daños en la estructura. Las instalaciones eléctricas, maquinaria, sistemas de iluminación, etc. también deben estar adecuadamente diseñados para asegurar su estanqueidad.


Materiales empleados en las instalaciones de la industria alimentaria

El material principal que se utiliza en la industria alimentaria es el acero inoxidable, puesto que ofrece una gran resistencia a la corrosión. El aluminio también es uno de los materiales que ofrecen resistencia contra la corrosión. Además, es un excelente conductor térmico y se utiliza para la fabricación de diversas superficies y utensilios.

Los materiales poliméricos son muy utilizados en la industria alimentaria gracias a su baja densidad, su económico precio y algunos también son anticorrosivos. Sus propiedades varían según el tipo de material escogido. Dentro de esta gama, nos encontramos con los polímeros termoplásticos, un material con una alta resistencia a los cambios de temperatura, empleado entre otras cosas para la fabricación de tuberías y conducciones. Los elastómetros o cauchos se utilizan para fabricar los cierres y juntas de estas estructuras.

Es importante también ser conocedores de los materiales que están prohibidos para utilizar en la fabricación de las estructuras de las instalaciones industriales, puesto que implican un peligro para la cadena alimentaria. Algunos de estos elementos son el plomo, cadmio, antimonio, madera, pinturas, etc.



Conducciones alimentarias inoxidables

En Tusocal aportamos nuestros servicios a todas aquellas empresas del sector alimentario que deseen optimizar sus instalaciones con materiales de primera calidad que les garanticen que cumplen con todos los requisitos de calidad necesarios para producir sus productos. Es por ello que nos encargamos de diseñar fabricar diversas estructuras de estas instalaciones, entre las que se encuentran las conducciones alimentarias inoxidables. La gran resistencia del acero inoxidable ante la corrosión lo hace ideal para instalarlo en estas conducciones que entran en contacto con los alimentos, y así evitar su contaminación.

Las conducciones y tuberías deben cumplir ciertos requisitos que solo conocen auténticos profesionales como de los que disponemos en Tusocal. En estas estructuras, los cierres y juntas de unión deben estar realizadas con material sanitario autorizado, y que soporte bien los cambios de temperatura. Estas conducciones, además, deben carecer de soldaduras y rugosidades internas.

En cuanto al aspecto de la limpieza, prioritario en materia de seguridad alimentaria, estas instalaciones deberán poseer una pendiente mínima de al menos un 1% para facilitar el drenaje de cualquier elemento líquido. Las válvulas de las conducciones deben ser autovaciantes, para evitar cualquier acumulación de suciedad.

Confíe en nosotros para realizar una revisión exhaustiva y puesta a punto de su empresa. Contacte ahora para solicitar un presupuesto personalizado a su medida.

Tusocal Instalaciones Industriales

Empresa dedicada desde 1985 al montaje industrial de instalaciones mecánicas para distribución de fluidos. Nuestra principal actividad desarrolla la ejecución de instalaciones de Sistemas de Protección Contra Incendios, Aire Comprimido, Refrigeración Industrial, Climatización industrial, A.C.S., Gas, P.P.L, y todo tipo de equipos y conducciones... + sobre nosotros


Contacto
976 149 691

Polígono Centrovía, Calle Bogotá, 103

50198 La Muela (Zaragoza)