Bocas de incendio

Bocas de incendio

Las bocas de incendio son uno de los elementos en los sistemas de protección contra incendios más importantes. También son conocidos como hidratantes de incendios. Una boa de incendios es una toma de agua diseñada para nutrir con un caudal potente en caso de producirse un incendio.

En caso de producirse un incendio, los bomberos pueden acoplar sus mangueras a las bocas de incendio para sofocar los fuegos con el agua que proporcionan. Es por este motivo por el que la presencia de bocas de incendio es de tal importancia., ya que en caso de no haberlas sería mucho más difícil sofocar el incendio para los cuerpos de seguridad con todos los daños que eso podría llegar a causar.

¿Qué son las bocas de incendio?

Una boca de incendios es una toma de agua diseñada para suministrar caudal a los diferentes sistemas de los que hacen uso los bomberos cuando necesitan sofocar fuegos. Las bocas de incendios suelen estar fijadas al suelo o ancladas a la pared y conectadas a una toma de agua. Las bocas de incendio se complementan con columna seca para suministrar agua en el caudal necesario en caso de incendio.

Las bocas de incendio también pueden ser equipadas. Este tipo de bocas ya cuentan con una manguera y distintos sistemas de uso. Las bocas de incendios equipadas cuentan con los siguientes elementos:

  • Armario o contenedor, la propia caja que da cobijo a la boca de incendio.
  • Carrete o devanadera, sirve para enrollar la manguera, aunque existen ciertos modelos que no cuentan con este elemento.
  • Manguera, al menos de 20 metros de longitud para poder disponer del agua a cierto rango de distancia.
  • Lanza, es la parte de la boca de incendios encargada de controlar la cantidad de agua a dispensar, así como la salida del propio agua.
  • Válvula, para abrir o cerrar el paso del agua.
  • Manómetro, para medir y controlar la presión del agua.

Las bocas de incendio equipadas se usan en general para proteger viviendas interiores, las bocas de incendio simples se colocan en el exterior de los edificios, generalmente en la calle o en zonas comunes.

¿Para qué sirven las bocas de incendio?

Es de suma importancia que todos los edificios, sea cual sea su tamaño, cuenten con bocas de incendio y sistemas de columna seca para poder proteger a las personas que habitan los inmuebles en caso de producirse un fuego. De no ser así, los bomberos tardarían mucho más en poder sofocar fuegos y los daños humanos y materiales podrían ser mucho mayores.

Todos los edificios, bien sean viviendas de particulares, locales, oficinas o edificios industriales deben contar con sistemas de protección contra incendios y cumplir determinadas normas de seguridad.

Además de bocas de incendios han de instalarse otros sistemas de seguridad. Para empezar, deben existir sistemas de detección de incendios para alertar de la presencia de fuego o humo a los habitantes de los edificios y a los cuerpos de seguridad pertinentes. Además, es positivo contar con otros sistemas automáticos de protección contra incendios, así como extintores, rociadores automáticos y alarmas.

Es necesario que todos los elementos que se encargan de detectar, alertar y sofocar los fuegos se encuentren bien instalados y en correcto funcionamiento para proteger a los habitantes del inmueble y a las propias estructuras y elementos del edificio ante la aparición de fuegos.

Ante la necesidad de instalar bocas de incendios o comprobar el estado de las mismas, no dude en ponerse en contacto con una empresa especializada en sistemas de protección contra incendios como Tusocal.


Los comentarios están cerrados