AISLAMIENTO TÉRMICO DE TUBERÍAS INDUSTRIALES

AISLAMIENTO TÉRMICO DE TUBERÍAS INDUSTRIALES

En distintos tipos de industria, uno de los factores principales para una optimización de recursos, es el aislamiento térmico de tuberías industriales. En ciertas fábricas se produce un intercambio entre calor y frío, intercambio que compromete a tuberías y conducciones que pueden servir para múltiples propósitos.

Una de las cualidades que ha de presentar una empresa que se dedique al aislamiento térmico de conducciones en fábricas o industrias, es una absoluta personalización en cuanto a los trabajos a llevar a cabo.

El factor de eficiencia energética también debe ser tenido en cuenta en el ámbito fabril, y muy especialmente cuando nos referimos a edificios e instalaciones con ambiciosos fines en cuanto a consumo de energía.

Es importante que los responsables de las empresas tomen conciencia sobre el ahorro energético y la seguridad laboral que puede suponer la instalación de este tipo de aislantes.

En ocasiones, profesionales especializados que trabajan en grandes empresas en sectores como el de las tuberías de gases, presión u otras, piensan a corto plazo. El desembolso económico que supone una correcta aplicación del aislamiento térmico para tuberías, se amortizará en no mucho tiempo, multiplicando la eficiencia energética.

El fin último de los aislantes térmicos de tuberías industriales, es conservar la temperatura deseable en las conducciones, evitando pérdidas e inestabilidad. Los recubrimientos y productos están diseñados para soportar altas y bajas temperaturas, poseyendo un mínimo coeficiente de conductividad térmica.

CÓMO AISLAR TUBERÍAS INDUSTRIALES

Es importante saber cómo aislar tuberías industriales, y para ello es imprescindible conocer los productos más adecuados para su preservación.

En la industria, el PUR (poliuretano) y el PIR (poliisocianurato) son dos de los productos más utilizados.

En este punto, es importante aclarar que existen dos opciones: por un lado, la rehabilitación de antiguas instalaciones y, por otro, la disposición de otras nuevas con sistemas de aislamiento ya integrados.

Así como los revestimientos de poliuretano pueden utilizarse para recubrir conducciones de fábricas, y en labores de rehabilitación, los responsables de las empresas pueden adquirir conducciones que, ya desde fabricación, integrarán los correspondientes aislantes.

Por ejemplo, si deseamos aislar una tubería industrial, una de las posibilidades más interesantes es adquirir directamente una tubería de alta temperatura. Este tipo de conducciones están conformadas por materiales ultra resistentes y que no permiten un trasvase del calor. Éste se quedará concentrado en el interior del conducto y no habrá pérdidas.

Por su parte, las tuberías llamadas de frío, resultan ser aplicadas en sistemas de aire acondicionado, tanto para inmuebles residenciales o institucionales como comerciales. Los materiales de aislamiento que integran estas conducciones están diseñados para una adecuada conservación del frío, evitando también pérdidas y trasvases. La versatilidad de estos elementos es grande, pudiendo obtener tramos de muy diferentes dimensiones y diámetros.

¿QUÉ TUBERÍAS INDUSTRIALES DEBEN AISLARSE?

Es fundamental saber qué tuberías industriales deben aislarse, y cómo. Con frecuencia, los responsables de esta área de las empresas, se ocupan de aislar las conducciones de alimentación de vapor.

Indudablemente se trata de tuberías que deben ser aisladas. Pero no hay que quedarse ahí. Los conductos de retorno también deben ser protegidos, pues de este modo se logrará disminuya el gasto de combustible. Las tuberías de retorno de agua fría también deberán ser tenidas en cuenta por los especialistas en este ámbito.

Conocidas como marmitas, este tipo de recipientes se aplican a productos farmacéuticos u otros que nunca deben verse afectados por la humedad o condensación. Se trata de un aislamiento térmico específico en el que el sellado ha de ser total.

También deben aislarse térmicamente las conducciones de refrigeración de agua helada. De no ser convenientemente protegidas, estas tuberías y los dispositivos vinculados, estarían en continuo funcionamiento, con los consiguientes gastos energéticos. Para solventar cualquier duda sobre aislamiento térmico de tuberías industriales, es recomendable contactar con especialistas altamente profesionalizados en este complejo sector.


Los comentarios están cerrados