Instalaciones eléctricas industriales: ¿Cómo funcionan?

Instalaciones eléctricas industriales: ¿Cómo funcionan?

Las instalaciones eléctricas industriales son un conjunto de circuitos eléctricos que tienen la misión de conducir y distribuir la corriente eléctrica desde su punto de origen (el servicio eléctrico) hasta su salida.

En la industria, es necesario tener unas instalaciones eléctricas industriales adecuadas que permitan que el proceso productivo se desarrolle con total normalidad. La maquinaria requerida en estos espacios consume gran cantidad de recursos eléctricos, y por ello se ve necesario que se realicen acometidas eléctricas a gran escala que permitan que todos los elementos funcionen a la perfección.

Para diseñar la estructura y elementos necesarios que necesita una instalación eléctrica industrial es necesario realizar un estudio previo en cualquier instalación eléctrica que tenga una potencia igual o menor a 20kW. En este estudio, se incluirán todas las condiciones técnicas necesarias y las medidas de seguridad adoptadas.

Además, las instalaciones eléctricas industriales deben realizarse según lo establecido en el Reglamento emitido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en 2014.

Normas de las instalaciones eléctricas industriales

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo es el encargado de regular toda la normativa relacionada con la seguridad industrial, entre las que se incluye la regulación de las instalaciones de alta tensión y baja tensión.

Se considera alta tensión toda tensión nominal superior a 1 kV, y baja tensión, la que sea inferior a dicho valor.

Para realizar una nueva instalación eléctrica industrial o cualquier modificación o ampliaciónen una ya existente, debe comunicarse el procedimiento a las Entidades Colaboradoras de la Administración reconocidas como entidades tramitadoras o cualquier otra persona o entidad a la que la normativa le otorgue dicho carácter.

Debe disponerse de un documento o estudio inicial que recoja todo el diseño y recursos destinados a la creación o modificación de dicha instalación eléctrica, para poder ponerlo a disposición de las autoridades competentes. La empresa que realice el proyecto, además, debe estar autorizada y certificada por el Ministerio como empresa instaladora de acometidas eléctricas, tanto de alta tensión como baja tensión.

Requerimientos de las instalaciones eléctricas industriales

Todas las instalaciones eléctricas industriales deben estar adecuadamente protegidas ante los agentes externos como cambios de temperatura, etc. y también de otros peligros como la sobrecarga o los cortocircuitos, puesto que de producirse, podrían dañar y averiar las propias instalaciones eléctricas y la maquinaria y equipos a los que les estuviera llegando la corriente eléctrica.

Protección ante cortocircuitos y sobrecargas

Tanto la red eléctrica como la maquinaria y otros elementos deben estar protegidos en todas sus fases ante cualquier posible cortocircuito o sobrecarga del sistema.

Las instalaciones de motores y maquinaria deben de realizarse conforme a la normativa vigente en materia de seguridad. Estos sistemas deberán guardar una distancia imprescindible para evitar cualquier peligro que pudiera surgir de instalar varios elementos a una distancia demasiado reducida.

Los motores eléctricos son necesarios para transformar la energía eléctrica en energía mecánica. Estos elementos de uso común en una instalación eléctrica industrial necesitan una protección especial para evitar posibles riesgos por variaciones de la tensión eléctrica.

Los peligros que implica una sobrecarga o cortocircuito son muy graves, ya no solo por las averías y fallos que puedan producir en los equipos, si no que también pueden provocar accidentes que afecten a las instalaciones o a su equipo humano. Para evitar las desviaciones en la tensión que pudieran provocar riesgos, se procede a instalar una toma de tierra, que deriva todas las variaciones que pudieran provocar averías en la maquinaria o accidentes en las instalaciones.

Protección contra las bajadas de tensión eléctrica

Las bajadas en la tensión eléctrica también pueden producir fallos en los sistemas, al verse privados de la alimentación eléctrica. Para ello, los motores eléctricos se protegen mediante la instalación de un dispositivo de corte automático de corriente. Este dispositivo protector puede utilizarse para un motor o para varios, cumpliendo ciertos requisitos.

Tipos de instalaciones eléctricas

Las instalaciones eléctricas se pueden separar en dos tipos, según su tensión y según el uso al que van destinadas.

Según su tensión

Instalaciones eléctricas de alta tensión

Las instalaciones eléctricas de alta tensión son aquellas que generan, transportan, transforman y distribuyen energía eléctrica con tensiones superiores a 1000 voltios en corriente alterna y 1500 en corriente continua. Suelen utilizarse para transportar energía eléctrica entre grandes distancias.

En este apartado también se regulan las instalaciones de media tensión.

Instalaciones eléctricas de baja tensión

Las instalaciones eléctricas de baja tensión tienen una potencia inferior a 1000 voltios (1 kV) y superior a 24 voltios. Son las instalaciones eléctricas más comunes para uso doméstico y en comercios, instituciones, etc.

En un rango inferior se encuentran las instalaciones eléctricas de muy baja tensión, con una potencia máxima de 24 voltios. Son instalaciones poco empleadas y a las que no pueden conectarse equipos con una potencia muy elevada ya que podrían sobrecargar el circuito.

Según su uso

Instalaciones generadoras

Este tipo de instalaciones eléctricas generan una fuerza electromotriz, es decir, crean energía eléctrica a partir de otros tipos de energía (energía solar, energía hidráulica, etc.)

Instalaciones de transporte

Las instalaciones de transporte están formadas por líneas eléctricas que unen diversas instalaciones para transportar la línea eléctrica. Estas líneas pueden ser subterráneas o aéreas.

Instalaciones transformadoras

Estas instalaciones reciben la energía eléctrica y transforman su tensión, reduciéndola o ampliándola, dependiendo de si se le va a dar uso o se va a volver a transportar a otra instalación.

Instalaciones receptoras

Este tipo de instalaciones pueden encontrarse en la mayoría de instalaciones eléctricas industriales y en instalaciones domésticas. Transforman la energía eléctrica en otros tipos de energía.

Elementos necesarios en una instalación eléctrica industrial

Para realizar una instalación eléctrica industrial se necesitan diversos elementos necesarios para que el sistema funcione, siempre cumpliendo la normativa vigente. Algunos de los elementos más importantes son los siguientes:

  • Acometidas: Conducen la energía desde la fuente hasta el punto de suministro. La acometida puede ser aérea o soterrada, siendo más común este último tipo.
  • Contadores eléctricos y equipos de medición: Ayudan a controlar y cuantificar el consumo de energía eléctrica. Debe estar en un lugar accesible y protegido para poder realizar una lectura y revisión.
  • Interruptores: Estos dispositivos ayudan a abrir o cerrar la corriente eléctrica que pasa a través de los circuitos y conexiones. Los interruptores principales son el interruptor general (para abrir o cerrar el circuito), el derivado (para proteger y desconectar los alimentadores), el termomagnético (para proteger de sobrecargas y cortocircuitos) y los interruptores de control (para limitar el consumo de potencia, también protegen de las sobrecargas).
  • Arrancadores: Los arrancadores se utilizan para el apagado y encendido de motores eléctricos. También protegen el sistema eléctrico ante posibles subidas y bajadas de tensión. 
  • Transformadores: Son equipos encargados de transformar el voltaje eléctrico suministrado al voltaje requerido para el correcto funcionamiento de la instalación.
  • Cuadros eléctricos: En los cuadros eléctricos se hallan los elementos de protección, distribución y control de la corriente eléctrica. También se denomina cuadro general.
  • Tomas de corriente: Estas tomas o enchufes suelen colocarse en las paredes y permiten el paso de la corriente eléctrica al conectar un equipo en esta toma.
  • Toma a tierra: Estos sistemas de seguridad derivan los excesos de voltaje para proteger a los usuarios de cualquier sobrecarga que pudiera provocar un grave accidente.

Si tiene alguna duda sobre este tipo de instalaciones eléctricas industriales o necesita cualquier otro tipo de servicios para la puesta a punto de sus instalaciones, no dude en contactar con nuestros expertos de TuSocal, empresa líder en el montaje de instalaciones industriales en Zaragoza.


Los comentarios están cerrados