Instalaciones de calefacción industrial

Instalaciones de calefacción industrial

En la industria se requiere en múltiples ocasiones la adecuación de un sistema de calefacción que permita incrementar la temperatura cuando sea necesario, para mejorar las condiciones de trabajo de los empleados y también para preservar las materias primas o las maquinarias.

En Tusocal nos encargamos de realizar un estudio previo de sus instalaciones para poder adecuar los sistemas de calefacción a las necesidades de su espacio. Así, diseñamos un plan a su medida para poder encargarnos posteriormente del montaje y puesta en marcha del sistema de calefacción.

La mayoría de las instalaciones de calefacción que se diseñan en la actualidad están enfocadas a un mayor ahorro y aprovechamiento de los recursos energéticos. Además, también supone un ahorro económico al utilizar menos recursos para poder calentar grandes estancias.

Tipos de instalaciones de calefacción

Calderas

Las calderas industriales se encargan de calentar el agua utilizando un combustible, normalmente petróleo o gas, que hace combustión en el quemador de la caldera y se libera, calentando el agua y generando posteriormente un vapor caliente. En el caso de las calderas de agua tubulares, las más comunes en la industria, el vapor se distribuye a través de tuberías.

Las instalaciones de calefacción que superen los 70kW de potencia se deberán estar aisladas en una sala común denominada sala de calderas, donde se colocarán las calderas que sean necesarias siguiendo unas medidas de protección y ventilación adecuadas para este tipo de estancias.

Las calderas están sometidas a una gran presión, lo cual puede derivar en explosiones con consecuencias fatales. Es por ello que esta sala de calderas debe estar constantemente monitorizada y someter a los equipos a una revisión y mantenimiento periódicos para garantizar su funcionamiento.

Generadores de aire caliente

Los generadores de aire caliente se emplean para distribuir calor en todo tipo de espacios. Su uso se ha popularizado gracias a su fácil instalación, su reducido precio y la rapidez con la que genera y distribuye el calor en las estancias.

Estos generadores pueden ser de combustión directa o indirecta. Los generadores de combustión directa son perfectos para instalar en exteriores y los de combustión indirecta se utilizan para espacios de interior que tengan poca ventilación.

Suelo radiante

El suelo radiante es una de las instalaciones más recomendadas para integrar un sistema de calefacción en las empresas industriales. Bajo el suelo se monta un sistema de tuberías que distribuyen agua calentada desde un generador.

Distribuir el calor desde el suelo mediante un sistema de suelo radiante aporta multitud de ventajas. De esta forma, el calor se aprovecha y se mantiene mucho mejor en la estancia que con otros sistemas, mejorando el confort de los empleados que allí se encuentren.

El suelo radiante también supone un ahorro energético, económico y un mejor aprovechamiento de los recursos combustibles.

Equipos eléctricos de radiación infrarroja

Los calentadores que utilizan radiación infrarroja funcionan mediante la transmisión de esta radiación a través del aire, calentando las zonas que sean necesarias de forma inmediata. Al eliminar los costes del proceso de precalentamiento, esto también supone un importante ahorro, además del consiguiente confort que se obtiene al calentar rápidamente la estancia.

Estos emisores de radiación infrarroja destinados a la climatización son capaces de proporcionar calor en cualquier tipo de instalaciones, cuando los sistemas convencionales de calefacción no puedan instalarse por diversas causas o por su elevado coste. Las ventajas de estos equipos en el ámbito del ahorro energético y económico son una de las opciones por las que numerosas instalaciones cuentan con ellos.

Bombas de calor

Las bombas de calor son elementos climatizadores que transfieren energía calorífica de un punto a otro mediante la realización de un trabajo externo. El calor que absorbe la bomba puede proceder de fuentes de energía natural o renovable, o procesos industriales que generen una energía térmica residual. Por ello, estos sistemas son muy recomendables para aquellas empresas comprometidas con el medio ambiente que deseen reducir sus emisiones de gases contaminantes.

El uso de una bomba de calor para suministrar aire caliente en las empresas industriales aporta multitud de ventajas a los usuarios. Estos sistemas necesitan muy pocos recursos para generar gran cantidad de energía calorífica, lo que ayuda a reducir el consumo energético y el consumo de combustibles fósiles, beneficiando así al medio ambiente.

Radiadores

Los radiadores industriales son sistemas de grandes dimensiones que generan energía calorífica para calentar espacios de amplias dimensiones, mediante la distribución de agua conectada a un generador que produce su calentamiento, para después poder irradiar energía calorífica al resto de la estancia. Suelen ir conectados a un termostato para regular correctamente la temperatura.

Fan coils

Los equipos fan coil reciben agua caliente desde la caldera para posteriormente hacerla circular a través de unos tubos instalados alrededor de las estancias. El ventilador del fan coil ayuda a impulsar el aire caliente a través de los tubos por los cuales circula el agua, un proceso conocido como termotransferencia.

Este tipo de dispositivos se emplean comunmente en grandes instalaciones, ya que son capaces de calentar y distribuir el calor de forma rápida y efectiva.

Si su empresa necesita renovar o instalar un nuevo sistema de calefacción para mantener unas condiciones de trabajo óptimas, en Tusocal, nuestra empresa de instalaciones industriales con sede en Zaragoza, le daremos todo tipo de soluciones adaptadas a las necesidades de su instalación.


Los comentarios están cerrados